Mayo 03, 2024 #ChileSustentable #Columnas

Columna | La Cereza: El Orgullo de Chile

Ajustes de accesibilidad

Por Claudia Soler, Directora Ejecutiva del Comité de Cerezas de Frutas de Chile.

Para nadie es desconocido que las cerezas se han transformado en la “carta de presentación” de Chile y sus productos en los mercados internacionales, especialmente en China, donde son apetecidas por su calidad, su sabor, su forma y su color que, en el marco del Año Nuevo Chino, adquieren un simbolismo especial para desear prosperidad y buenos augurios. Un hecho que ha sido destacado por el Embajador de la República Popular China en Chile al señalar que la cereza chilena en China representa un milagro, un regalo especial del pueblo chileno al pueblo chino. 

Los chilenos nos enorgullecemos de nuestros vinos, nuestra Cordillera de Los Andes y el paisaje, ser tierra de poetas, haber logrado el oro olímpico en tenis y tantas otras cosas, pero nos olvidamos de algo tan nacional y tradicional como la fruta, y en especial la cereza que ha sido una embajadora natural de Chile en el mundo y una puerta de entrada para otros productos en los mercados internacionales. El desarrollo de esta industria ha sido notable, especialmente en la última década, donde la implementación de tecnología de punta y procesos productivos más eficientes y sustentables han permitido a Chile convertirse en el principal abastecedor de cerezas del mundo.

La creciente exportación de cerezas a China ha potenciado la imagen de Chile en ese país.

¿Eso no es algo para estar orgullosos? Claro que sí, somos un país pequeño y enclavado en la zona más austral del mundo, pero pese a todo logramos este hito, que, además, implica aportes directos para las arcas fiscales, así como también para la generación de alrededor de 200 mil puestos de trabajo directos cada temporada.

Y si hablamos de la última temporada, una vez más,  la industria demostró su madurez, sus esfuerzos y preocupación por entregar a los mercados, y especialmente a los consumidores, fruta de calidad. Si bien, el inicio de la temporada fue desafiante debido a las lluvias que afectaron la pre-cosecha, estamos finalizando una temporada con buenos resultados, incluso mejores de los pensados. Con una calidad excepcional en gran parte de las variedades y una gestión efectiva de los volúmenes llegando a una cifra similar a la temporada anterior, alcanzando más de 400 mil toneladas exportadas al mundo (-0,3% respecto a la temporada pasada). China, nuestro principal destino, marcó un récord con un 3,3% más de cerezas recibidas en comparación al ejercicio anterior.

Claudia Soler destacó las innovaciones tecnológicas y de producción que ha tenido Chile en la exportación de esta fruta, las que han permitido alcanzar cifras tan positivas.

Como industria estamos dando muestras claras que la condición y calidad de nuestra fruta son temas que nos preocupan y ocupan a fin de  potenciar el desarrollo sustentable de nuestro sector a futuro. El consumidor chino exige la mejor calidad y nos obliga a que, constantemente, nos esforcemos en llegar al mercado con el mejor producto. 

Otro tema clave, que nos acompañó esta temporada fue la logística, que  funcionó bien, con retrasos menores de naves, marcando hitos como llegar por primera vez, con buques Cherry Express al Puerto de Tianjing en China , y arribar también- por primera vez- con un Cherry Express en India, con un tiempo récord de 36 días y una escala. Ambos hitos nos dejan contentos pues, por un lado, estamos diversificando la llegada de nuestra cereza en China y potenciando un arribo más directo al norte de China, y a India que se espera se convierta en la tercera economía del mundo a 2027. 

En la última temporada (2023-2024) las exportaciones a nivel mundial alcanzaron casi 690 mil toneladas, de las cuales el 52% corresponden a Chile.

No puedo dejar de mencionar otro factor clave en el éxito de nuestras cerezas, como es la promoción, la cual,  ha contribuido a dar a conocer nuestra cereza en el mercado y a incrementar el consumo de ésta. Esta temporada pusimos en marcha una estrategia promocional a tres años, que  será nuestra hoja de ruta para enfrentar los aumentos de producción y de exportación que se esperan a futuro, además, de ser más precisos respecto a nuestro segmento objetivo y a cómo vamos a trabajar las distintas ciudades en China en función de su grado de madurez, como también al retorno exigido a cada una de las actividades realizadas. 

Finalmente, creo importante destacar que el éxito de nuestras cerezas, además de reflejar los esfuerzos de nuestros productores, exportadores, proveedores de productos y servicios, así como de los distintos actores de la cadena logística, también responde a un trabajo mancomunado entre el sector privado y el público, especialmente  con el Ministerio de Agricultura y el Servicio Agrícola y Ganadero, lo que nos ha permitido abordar de buena manera las materias fitosanitarias y aperturas de mercados. También es importante el trabajo con ProChile y Fundación Imagen de Chile, con los cuales buscamos potenciar las frutas chilenas y la imagen de Chile como país proveedor de productos de alta calidad, inocuidad y sustentables.  Y con quienes esperamos seguir potenciando las frutas chilenas, especialmente las cerezas, como productos que nos deben enorgullecer como chilenos.

Otras noticias relacionadas
Marzo 08, 2024 #ChileDiverso #Columnas
Marzo 01, 2024 #ChileGlobal #Columnas
Noviembre 23, 2023 #ChileDiverso #Columnas

Newsletter

Imagen de Chile