Junio 12, 2023 #ChileDemocrático

Cinco claves de la Política Exterior Feminista

Ajustes de accesibilidad

Al ritmo actual de progreso, alcanzar la igualdad de género tomaría aproximadamente 300 años, según el último informe de ONU Mujeres y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DESA). Ante este panorama, Chile ha decidido actuar y se sumó a la acotada lista de países que cuentan con una Política Exterior Feminista (PEF).

Estas son las cinco claves para entender la PEF y su importancia para el país y el mundo.

1. Primer país sudamericano en implementar una Política Exterior Feminista

Chile se convierte en el primer país sudamericano en contar con una Política Exterior Feminista, junto con Suecia, Canadá, Francia, Luxemburgo, España y México. Suecia fue el pionero y el 2014  adoptó esta medida con el objetivo de sumar la perspectiva de género como base fundamental para el cumplimiento efectivo de los intereses del país.

En esa línea, esta política refuerza los principios de la democracia y la defensa de los DD.HH. y busca establecer el principio de igualdad  de género y no discriminación como un eje rector en el quehacer de la política exterior de Chile.

2. Impulsa la participación, la inclusión, la transversalidad y un enfoque interseccional

La PEF es participativa, puesto que apunta a abrir espacios para todos los actores en su diseño e implementación; es inclusiva, ya que busca que sus beneficios alcancen a todos y todas, tanto en el ámbito político como comercial; es transversal, al promover una acción coordinada en todos los ámbitos del quehacer del Ministerio de Relaciones Exteriores; y es interseccional, pues reconoce que la desigualdad no sólo es estructural, sino que también se configura a partir de la superposición de diversos factores.

3. Revisión de la estructura y cultura institucional

La declaración de una Política Exterior Feminista apunta a promover un actuar exterior coordinado con perspectiva de género en diversos espacios, foros y mecanismos relacionados con el avance de la igualdad de género.

Pero también tiene una dimensión interna que tiene que ver con la estructura y cultura institucional. Al respecto, se llevará a cabo una revisión de la normativa, procesos y protocolos, entre otros instrumentos organizacionales, que permita acelerar la implementación de los cambios necesarios para reducir las brechas de género. En esa línea, se busca aumentar la presencia de mujeres en las embajadas: en 2021 eran 14 las mujeres a cargo de embajadas y misiones de Chile en el exterior, y a febrero de 2023 ya eran 27.

Para dar continuidad y consolidar una política que apunte a una mayor participación de las mujeres en espacios de toma de decisión, se propondrá la creación de un Comité Asesor de Expertos y Expertas que presente a las autoridades una estrategia para avanzar en materia de paridad al 2030.

4. Chile pionero en otorgar mirada inclusiva a la política de comercio exterior

Fuimos el primer país a nivel global en incorporar capítulos de género y comercio en varios de los tratados de libre comercio, que Chile celebra con otros países buscando abrir oportunidades para ampliar la participación de las mujeres en el comercio internacional. Así, la PEF fortalecerá este ámbito permitiendo que exista mayor disponibilidad de datos con enfoque de género, la posibilidad de compartir experiencias en el desarrollo de políticas de corresponsabilidad y otras que contribuyan a la igualdad de género, el diálogo en organismos internacionales, entre otras.

En 2016, Chile incluyó el primer capítulo sobre estas materias en un acuerdo comercial bilateral al suscribir dicho instrumento con Uruguay, a los que luego se sumaron los suscritos con Canadá, Argentina, Brasil, Ecuador, Paraguay y, recientemente, con la Unión Europea.

Chile — junto a Nueva Zelanda y Canadá— fue de los primeros en suscribir un instrumento internacional dedicado a las materias de género y comercio, llamado Arreglo Global de Género y Comercio.

5. Mecanismos de seguimiento y evaluación

Uno de los puntos más importantes es contar con mecanismos de seguimiento y evaluación, para que los objetivos y las metas planteadas puedan ser medidas en el tiempo y así mejoradas eventualmente. Según se ha constatado de la experiencia de otros países, no existen mecanismos de seguimiento y se hace especialmente difícil que la política no se diluya en el tiempo.

Por eso, con el fin de contar con metas, plazos, indicadores y responsables claros, se creará la División de Asuntos de Género que permitirá articular los esfuerzos que ya existían en Cancillería y consolidarlos y potenciarlos, para que no dependan de los cambios de autoridad. También está disponible una página web con toda la información, cápsulas explicativas y mecanismos de seguimiento articulado.

 

 

 

 

Otras noticias relacionadas
Estudio orgullo chileno
Enero 11, 2024 #ChileDemocrático #ChileGlobal
Enero 08, 2024 #ChileDemocrático #ChileDiverso #ChileGlobal #ChileSustentable
Enero 02, 2024 #ChileDemocrático #ChileGlobal

Newsletter

Imagen de Chile